Los patrocinios deportivos en una aguda crisis

La suspensión del fútbol por la “coronacrisis” ha provocado la pérdida de visibilidad de los patrocinadores en los equipos, las marcas son los que sostienen gran parte de sus economías. Pese a los riesgos financieros, la pérdida de imagen en caso de deserción puede llevar a algunos anunciantes a resistir. «Ahora el apoyo de los patrocinadores es más que nunca necesario. En los presupuestos de los principales clubes europeos, los derechos televisivos y de patrocinantes representan un 45% de los ingresos, mientras que suele llegar en Latinoamérica al 65 %», explica el especialista mundial en mercadeo deportivo Gerardo Molina.

Según Euromericas Sport Marketing, empresa especializada en marketing deportivo, el Barcelona es el club que más ingresa por patrocinios, con 230 millones de euros anuales, por delante del Manchester United, que cuenta con 203 millones de euros y del Real Madrid con 190; luego le siguen el Chelsea con 178 millones, Arsenal con 122 millones, Manchester City con 118 millones y Tottenham Hotspurs 115 millones. Entre los diez equipos con más ingresos por patrocinios también figuran el Bayern de Munich con 110 millones y el Paris Saint Germain con 104.

«Lo que se busca desde el marketing deportivo hoy es hacerplanes coacciones de corto plazo efectivas por las redes sociales con los jugadoresy de este modo aun es complicado. Como consecuencia de la crisis sanitaria, los clubes de América apenas pueden hacer rentables de este modo las inversiones de sus socios comerciales», detalla Molina.

“En Europa los casos son parecidos, como el del grupo hotelero Accor, principal patrocinador del PSG de Francia, que dejó plantar la dudade si pagaría la totalidad de la suma prevista en su contrato, unos 50 millones de euros anuales como consecuencia de la coyuntura actual. En caso de crisis, el primer presupuesto que se elimina es la publicidad», agregó el experto.


Para concluir, Molina indicó: «Tras dejar de ingresar una parte de los derechos televisivos, perder a los patrocinadores sería otro golpe duro para las finanzas de los clubes, ya maltrechas en muchos casos. Cuando eres un patrocinador, lo que quieres es visibilidad y ventas».

WhatsApp chat