Guerra de marcas en el Mundial de los millones

El mundial de Brasil ha llegado a romper marcas de audiencia hasta ahora conocidas, como así también el movimiento económico y financiero de empresas y medios de comunicación en todos sus abanicos. Son 4.589 millones de personas la meta de las marcas que se introducen en una guerra en este caso liderar los mercados y quedarse con los millones de las ventas bajo la plataforma del evento que acapara las miradas del mundo, según el informe de Euromericas Sport Marketing “Goles son Amores”.

Las empresas deportivas que buscan ganar el título son Adidas, Nike y Puma. De los 736 jugadores que están jugando la copa, Nike esta primero con 445 jugadores, seguido con  264. En tercer lugar se ubica Puma con 27 deportistas. Nike cuenta con sus principales embajadores que son Cristiano Ronaldo, Neymar y Wayne Rooney, mientras que Lionel Messi, Arjen Roben  y Diego Costa usan Adidas. Puma, aposto a Mario Balotelli, Sergio Agüero y Cesc Fabragas, según detalla Gerardo Molina Profesor Emérito en Marketing Deportivo y CEO de la agencia Alemana Euromericas Sport Marketing

Las lesiones de los jugadores y las selecciones campeonas descalificadas en la primera rueda, como España. Inglaterra e Italia, no solo afectaron negativamente a los equipos sino también a las marcas, tal es el caso de Nike con las pérdidas de figura como Frank Ribery (por lesión) y Zlatan Ibrahimovic (por no clasificarse). En Adidas, Víctor Valdés (por lesión). Puma sin el astro colombiano Radamel Falcao, la perdida fue de 345 millones de euros en contratos frustrados.

Para Adidas el negocio le representó en ventas 2.900 millones de euros en 2010, dos años después ascendió a 3.200 millones de euros. La compañía tiene previsto que, gracias al Mundial, esta cifra se incremente hasta los 4500 millones en Brasil quedando como líder en el mercado. Nike, por su parte, factura anualmente 2980 millones de euros, estima elevar la suma en Brasil a 4.300 millones.

Ninguna marca dice cuanto utiliza de su presupuesto para este evento. Euromericas Sport Marketing da el detalle de esa cifra;  al año de los ingresos de las principales marcas deportivas, se destina un 25% a inversiones de marketing, pero se estima que para el mundial esta cifra asciende del 45%. De las ocho marcas que participan como patrocinadores, se estima que destinaron aproximadamente unos 1.200 millones de euros en campañas de marketing, cifra ocho veces mayor que la invertida en Sudáfrica 2010.

En relación, Adidas ha pagado 560 millones de euros para ser patrocinador oficial de la FIFA, un título que ostenta desde 1970 y que en 2014 ha renovó por 16 años más. Puma es la compañía que menos presupuesto destino al mundial, solo el 5 % de sus ingresos. En conclusión el mundial de Brasil representa solo en ropa deportiva, un mercado de nada más y nada menos de 25 mil millones de euros.